Sierra Nevada



Sorprende a muchos visitantes que en Granada, en Andalucía, tierra famosa por sus playas y la abundancia de sol, se pueda esquiar. No sólo se puede, sino que Sierra Nevada es una de las mejores estaciones invernales de España.


El pico Mulhacén, el más alto de la Península Ibérica, se eleva hasta los 3.478 metros, una altitud que garantiza la abundancia de nieve de calidad a pesar de que la estación de esquí de Sierra Nevada sea la más meridional de Europa. Las montañas que enamoraron a los musulmanes de Al-Andalus, telón de fondo de las más bellas estampas granadinas, llamadas ‘Sierra del Sol’ en la época medieval, encierran entre sus cumbres nevadas y sus ríos y bosques la belleza de un territorio donde la naturaleza se muestra en todo su esplendor.


Pueblos llenos de encanto, a caballo entre la monumental ciudad de Granada y el imponente macizo de Sierra Nevada; un Parque Nacional que acoge el mayor número de endemismos vegetales de Europa; y una moderna estación de esquí, con tanto sol como nieve, que se ha convertido en la mejor referencia española para la práctica de los deportes de invierno.


Sierra Nevada se encuentra perfectamente comunicada a través de la carretera A-395, que une Granada y la estación de esquí de Pradollano con un trazado de 32 kilómetros, una amplia calzada y suaves pendientes. La autovía A-92, arteria principal de las comunicaciones andaluzas, facilita el acceso desde cualquier punto de la región, enlazando con la red de carreteras del resto de la Península. Desde la costa mediterránea y desde Jaén, la A-44 conduce a Granada y a la carretera que asciende hacia Sierra Nevada.



Actividades en la nieve



Actividades en verano



Naturaleza



Sierra Nevada cuenta con unas 2.100 especies vegetales catalogadas, de las cuales 65 son especies exclusivas: la estrellas de las nieves, la amapola de la sierra, la manzanilla y la violeta de Sierra Nevada. Esta tierra alpina, situada en el corazón de Andalucía, cuanta con una abundante fauna entre la que destacan más de 60 especies de aves y diversos mamíferos como la cabra montés -la cuál es relativamente fácil ver saltando entre los riscos de las cumbre nevadas-, el topillos común y las comadrejas.
Los numerosos manantiales, arroyos, ríos y acuíferos reciben el agua helada de las altas cumbres durante la época de deshielo, dando mayor esplendor al paisaje.
Este espacio es idóneo para la práctica de deportes como el senderismo o para realizar una de las diversas rutas que recorren el parque: la Vereda de la Estrella, el itinerario del Río Trevélez o el Capileira-Mulhacén.